Vacaciones: diversión con prevención.

Un año más llega el periodo estival y con él las vacaciones, la diversión y el calor. Un momento idóneo para disfrutar de nuestro ocio con nuestra mascota. Pero también nuestros animales se vuelven especialmente sensibles y vulnerables a determinados factores de riesgo. A continuación, desde zooplus, les informamos sobre dichos factores a tener en cuenta así como les proponemos algunos consejos para  combatirlos.

Los principales factores de riesgo vienen derivados del calor (golpe de calor y dermatitis solar), de parásitos, de problemas gastrointestinales y de los viajes con nuestra mascota. No viene mal tener cerca un pequeño botiquín con el que solucionar pequeños incidentes.

Comencemos por el principio, el transporte y el viaje hacia nuestro destino de vacaciones:

En este caso el factor de riesgo es la propia mascota. El animal no es consciente de que se encuentra en una ocasión especial en la que se requiere concentración y atención sobre la carretera y el vehículo pudiendo distraer al conductor lo que ocasionaría un accidente. Para evitarlo es necesario que nuestra mascota este completamente sujeta en el vehículo. Esto lo podemos conseguir utilizando una serie de accesorios para el coche o productos tales como jaulas para transporte, transportines, cinturones de seguridad, rejillas para el coche, etc.

El calor y sus consecuencias:

Es importante resaltar que tanto perros como gatos son especialmente sensibles al calor dado que no tienen la capacidad de transpirar a través de la piel, es decir, no pueden sudar. Su medio natural de refrigeración generalmente es a través del jadeo o manteniendo frescas algunas mucosas como la trufa (en el caso de los perros). Deberemos tener siempre a su disposición agua fresca en el bebedero.

Hay que tratar de no dejar encerrada en el coche a la mascota. El efecto lupa de los cristales aumenta de manera muy considerable la temperatura interna del vehículo. Se debe evitar también evitar realizar deporte en las horas de máximo calor o durante periodos muy prolongados de tiempo.

Estas medidas solo tienen como objetivo evitar la dermatitis solar y en especial el golpe de calor que se manifiesta con el enrojecimiento de las mucosas y gran agitación en el animal. Si usted detecta que algo fuera de lo común está sucediendo y tiene que ver con estos síntomas entonces deberá actuar con la mayor premura posible. Aquí algunos consejos:

Lleve hasta un sitio fresco a su mascota y humedezcala con un vaporizador de agua. No deberá mojarlo entero ya que podría provocar escalofríos los cuales retrasan la bajada de temperatura corporal interior. Finalmente deberá acudir al veterinario.

Parásitos y problemas gastrointestinales:

En esta época del año es frecuente y abundante la presencia de parásitos. Para evitarlos basta con tomar las precauciones necesarias a través de productos antiparasitarios y revisiones periódicas al veterinario. También deberemos estar más alerta con nuestra mascota y cuidar de que no ingiera alimentos que estén en mal estado. Con el calor  existe mayor riesgo de que se produzcan problemas gastrointestinales dado que los alimentos se descomponen con mayor rapidez.

Estos son nuestros consejos para que toda la familia y su feliz mascota vivan un precioso verano seguro y sin incidentes.

¡Desde zooplus les deseamos unas felices vacaciones!

Dejar un comentario