Razas de gato

Al contrario que los perros, que han sido adiestrados desde los inicios para ejercer una tarea concreta como la caza, rastreo, vigilancia o el pastoreo; los gatos solo tenían dos funciones: la caza de ratones y disfrutar de una posición privilegiada en la sociedad. En el Egipto antiguo eran considerados deidades y desde el barroco fueron objeto de lujo y prestigio en la clase alta. Sin duda, los gatos tuvieron en distintas regiones y épocas unas condiciones de vida envidiables.    

Ya desde el siglo 17 se conocían los preciosos gatos de Persia de pelo largo. A lo largo del tiempo se han hecho cruces selectivos de gatos con características específicas para crear gatos especialmente bonitos: con pelo suave, patas largas o llamativos ojos.

Aunque los cruces sistemáticos se han ido desarrollando desde hace 150 años. Asociaciones de cría de gatos y otras organizaciones controlan los estándares de razas. El apareamiento solo se efectúa con los gatos que presentan las características deseadas de cada raza. De esta forma se consigue conservarla y valorarla. A veces surgen mutaciones como por ejemplo en los gatos Manx con patas cortas con los que se ha proseguido el cruzamiento. También se han hecho cruces con gatos salvajes como el gato de Bengala o el gato Savannah.

El cruzamiento con animales con un defecto genético como el Scottish Fold con orejas plegadas o el Shynx sin pelo puede provocar efectos negativos en la salud del animal. Muchos cruzamientos tienen una legitimidad moral dudosa. 

Pero dejemos a un lado esta cuestión. ¿Qué razas de gatos existen y cuáles son las más apropiadas para cada persona? Hoy en día hay una infinidad de razas de todo el mundo; enumerar todas sería casi imposible.

Aquí les mostramos unos ejemplos de razas de gato:

Gato Persa

    Los gatos persa presentan un pelaje largo y tienen antepasados turcos, pero no se sabe con seguridad cómo y cuándo los trajeron a Europa. Se estima que los primeros ejemplares se introdujeron en Italia o Francia en el siglo 17.

British Shorthair

Son gatos de pelo corto provenientes de Inglaterra. Pero también los holandeses contribuyeron en el desarrollo de esta raza. Es imposible no enamorarse de estos gatos tan suaves y mimosos. Tienen un club de fans gigante y figuran en la lista de razas más queridas.

Gato europeo de pelo corto

Increíble pero cierto, este gato también pertenece a una raza catalogada. Pero no todos los gatos que vemos por las calles cumplen el estándar.

Main Coon

Una de las preferidas en el mundo gracias a su naturalidad, robustez y su fabuloso carácter.

Gato siamés

El siamés es junto al gato persa uno de los más antiguos y conocidos. El origen de esta raza se debe a una mutación producida en una población extensa de gatos hace 500 años. Tuvo lugar en Asia, en Siam, en la actual Tailandia. Entraron en el mundo occidental a finales del siglo 19 y se mantenían en las cortes reales como señal de estatus social.

Bosque de Noruega

Este gato escandinavo es un gato casero muy cercano a los gatos salvajes. Por ello está catalogado como raza natural.

Sphynx

Un gato de pelos casi imperceptibles a la vista y el tacto. En los últimos años está ganando adeptos.

Scottish Fold

Los gatos de orejas plegadas ya fueron descritos en el siglo 19 en China y a principios del siglo 20 en Inglaterra. La historia del Fold escocés comenzó en 1963 con una camada de 5 miembros nacidos de un gato de oreja plegada y una gata británica de pelo corto.

Gato Savannah

Es un gato de raza relativamente joven que se ha puesto de moda por el llamativo color de su pelaje. Incluso se ha convertido en objeto de prestigio. Su nombre deriva del hábitat del serval, la sabana, ascendente de esta raza.

Ragdoll

Muy dócil y tranquilo. La traducción literal del inglés al español es “muñeca de trapo”. Este nombre se debe precisamente a su docilidad y plena confianza en su amo porque se relaja completamente en sus brazos.

2 Replies to “Razas de gato”

Dejar un comentario