¡Los Óscar en zooplus!

¿Qué mascota ganará el Oscar este año: el perro o el gato?

Es claro que los animales y las mascotas nos inspiran una gran atracción. Sobre todo a los más inteligentes de entre nosotros: los niños. Por esta razón aparecen muchos animales en las películas de público infantil y juvenil.

Hay de todos los tipos: prehistóricos, marinos, terrestres, fantásticos, mitológicos. Sin duda, nos encantaría que se pudieran comunicar con nosotros, aunque ya lo hagan a un nivel inferior.

Las mascotas más preferidas en el hogar siguen siendo el perro y el gato. El primer puesto entre ambos está reñido. Según parece, en Estados Unidos, el gato ocupa el primer puesto, pero en otros países sigue siendo el perro el que lidera el ranking.

Para cada evento importante, como siempre, zooplus ofrece regalos para gatos y perros. Escribe el código DOG al pasar por caja y llévate gratis un precioso comedero para perros. Para tu gato escribe el código CAT al pasar por caja para llevarte el comedero para gatos gratis. Es una promoción válida hasta el 27 de Febrero o hasta agotar existencias y para pedidos mínimos de 45 euros.

En las películas, los perros y los gatos suelen ser también los más habituales de entre las mascotas. En las películas de seres reales predominan los perros, porque, entre otras razones, se les puede amaestrar mejor. Los gatos, en cambio, predominan en las películas animadas. Me pregunto cuál es la razón.

Pienso que el gato siempre ha despertado sentimientos dispares debido a su independencia. En el Antiguo Egipto eran dioses y en la Edad Media eran la encarnación del diablo (el gato negro). Es paradójico que dos culturas hayan concebido ideas tan diferentes acerca de un animal, ya que, a fin de cuentas, el diablo también es un dios. Aunque la explicación más probable sea que la Iglesia, en su afán de combatir doctrinas herejes, elevaba todo lo que estaba relacionado a estas creencias a la categoría de diabólico.

El gato, sin duda, está envuelto de misterio: su andar agazapado y ligero, su supuesta indiferencia, su supuesta actitud oportunista y falsa, su alternancia entre cariñoso y agresivo. Le suponemos astucia y creemos que su gesto no expresa lo que realmente está pensando.

Por esta razón, en las películas, el gato suele tomar tanto el papel de malo como el de bueno, pero siempre bajo un velo de incertidumbre y misterio.

El carácter del perro, en cambio, está bien definido desde siempre: leal, protector, servicial, cariñoso. Lo normal es encontrar a un perro bueno o heroico en las películas y, cuando es malo, siempre es leal a su dueño.

El gato se ha ganado el puesto este año a la mascota más importante en el cine animado. En los Óscar están seleccionadas dos películas con gatos como protagonistas: “El gato con botas” y “Un gato en Paris”. Igualmente, en las colecciones de moda de este año están apareciendo los motivos de gatos. Parece ser que este es el año del gato y, quizás, pueda representar el sentir común de la sociedad en la actualidad, el Zeitgeist.

La incertidumbre por nuestro futuro, las ansias de aventura y las ganas de conocer seres interesantes y misteriosos que den un vuelco a nuestras vidas.

Aunque el gato sea la mascota del año, el que parece que más opciones tiene de ganar el Oscar es otro animalito, también muy gracioso y misterioso, el camaleón Rango, interpretado por el singular Johnny Depp.

Dejar un comentario