VIAJAR CON MASCOTA (avión, tren, coche)

¿Conoces todos los requisitos legales para viajar en avión con perro, en tren con gato o en coche con roedores? Siempre que se acerca el buen tiempo o la temporada de vacaciones es momento de repasar algunas informaciones básicas:

Si tienes previsto viajar en avión con mascota, tienes que tener en cuenta que cada compañía aérea dictamina las normas de transporte animal en sus aviones. Por ello, es importante informarse bien sobre cuáles son las compañías aéreas que admiten mascotas y los requisitos de cada una de ellas. Según nos consta Air Europa, Vueling e Iberia son las que más se adaptan, ofreciendo más facilidades y permitiendo mayor variedad de mascotas, además de permitir transportines para perros grandes.

La IATA es el organismo encargado de regular las características y medidas de seguridad que deben cumplir los trasportines para viajar en avión. De acuerdo a ciertos criterios como las dimensiones o la forma del transportín será posible o no llevar al animal.

Las dimensiones adecuadas dependen del tamaño del animal. Han de ser lo suficientemente amplias para que la mascota pueda ir de pie o tumbada correctamente sin forzar la posición y con la cabeza erguida en caso de estar levantado. Además es obligatorio que los transportines contengan suficientes agujeros de ventilación para que el animal no se agobie y pueda respirar sin ningún tipo de problema. Sin embargo, deben ser lo suficientemente reducidos como para evitar que el animal pueda sacar las patas por las aberturas: Se exige un total del 16% de ventilación en referencia al diámetro total del transportín. Aquí encontrarás algunos modelos de trasportín que cumplen con los requisitos de la IATA.

Para vuelos nacionales con animales es necesaria la carta de vacunación del animal y/o un certificado de salud expedido por un veterinario. Cuando se trate de un viaje internacional, es obligatorio que la mascota cuente con un pasaporte internacional certificado por el veterinario en el que se reflejen las vacunas y demás observaciones médicas del animal.

El pasado 29 de diciembre de 2014 entró en vigor un nuevo pasaporte para el transporte de mascotas en la UE. Se trata de un nuevo modelo que proporciona mayor seguridad al incluir adhesivos, información sobre el microchip y los tratamientos certificados, tales como la validez de la vacunación frente a la rabia para poder viajar con el animal. Sin embargo, el modelo antiguo sigue siendo válido.

En caso de viajar en tren con animales también existen restricciones. En Cercanías está permitido viajar en determinado horario con vuestro perro de forma gratuita siempre que vaya atado correctamente y con bozal, y transportín en caso de gato u otras especies. Por el contrario, en los trenes de media o larga distancia como el AVE, está prohibido viajar con perros, gatos o hurones que pesen más de 10 kg. Tampoco está permitido el viaje con roedores.

A la hora de viajar en coche con mascotas es imprescindible que el animal no interfiera de ninguna forma en el campo de visión del conductor, siendo sancionada cualquier forma de transporte que permita que el animal pueda distraer al conductor. Existen así diferentes opciones para transportar mascotas en los vehículos según de su talla y peso: arneses y cinturones de seguridad para perros, trasportines para el coche, jaulas de transporte, redes y rejillas para el coche.

Además, para que nuestro amigo vaya cómodo y no nos preocupemos por la tapicería del coche, tenemos cubreasientos para el coche y también protectores de maletero para que nada impida que os vayáis de viaje juntos.

Finalmente, nos gustaría aprovechar para haceros una serie de recomendaciones previas al viaje que seguro os ayudarán a que este sea mucho más llevadero:

Antes de comenzar el viaje, es conveniente que el perro haga ejercicio. De esta forma, conseguiréis que esté mucho más tranquilo durante el trayecto y no haya complicaciones, llegando incluso a poder quedarse dormido. Además, es conveniente reducir la cantidad de comida del animal durante las horas previas al viaje, de esta forma evitamos que esté demasiado pesado pudiendo llegar a marearse o incluso a vomitar. Tendremos en cuenta que, al igual que nosotros siempre llevamos una maleta con todas nuestras cosas para afrontar tiempo fuera de casa, también debemos incluir aquellas cosas que pueda necesitar nuestra mascota (comedero, bebedero, juguetes, comida, el número de teléfono de algún veterinario de urgencia…).

¡Ahora ya lo sabéis todo para escaparos juntos!

Dejar un comentario